La Casa de Daniel

Loading...

La Casa de Daniel es la antigua residencia del guarda de la finca. Hecha de piedra, barro y madera de los alrededores, tiene unos 200 años de antigüedad. Hemos restaurado la casa, el pajar y la cuadra aledaños para ofrecer un espacio cómodo y acogedor. Contamos con 16 plazas de alojamiento, con posibilidad de ampliar alguna plaza y contamos con una sala de 80 metros cuadrados perfecta para el desarrollo de actividades.

El entorno

Loading...

Todo el entorno, 350 hectáreas de monte y pradera, puede pasearse libremente y está lleno de rincones donde detenerse para admirar el paisaje, descansar o disfrutar de un rato de silencio. Cercanos a las casas están los sembrados y el huerto, así como una fuente de manantial y diversas zonas de estar y esparcimiento para los grupos y las familias que nos visitan.
Hay tres pueblos cercanos para quienes echen de menos la civilización: El Barraco, San Juan de la Nava y Navalmoral de la Sierra y los más lejanos Navaluenga y Burgohondo. Camino de estos últimos, el pantano de El Burguillo y el río Alberche ofrecen calas y recodos donde darse un baño en verano. Sin olvidar que Ávila y sus inigualables murallas y callejuelas medievales, iglesias y conventos, está a media hora por la carretera de La Paramera.